viernes, 24 de febrero de 2017

Al ajillo, guiso

Ajo, aceite, hierbas aromáticas y vino blanco. Esta técnica se utiliza con carnes. Se dora a fuego lento el ajo sin pelar, cuando empieza a reblandecerse se retira y en el mismo aceite se fríen las tajadas de carne. Cuando la carne está dorada se incorpora el ajo, el vino blanco, agua y las hierbas aromáticas. Se deja hacer lentamente. Algunas opciones son: utilizar caldo de carne en vez de agua, enharinar las tajadas antes de freírlas lo que, además de darle una textura especial a la carnes logrará una salsa más ligada,  regar con un poco de zumo de limón la carne antes de añadir el vino. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nombre de la receta, zona y pueblo.

Mi lista de blogs

  • El equilibrio y la educación - Tengo la permanente sensación de que el universo es un sistema caótico que busca el equilibrio de la inexistencia, se alcance esta por la máxima expansión...
    Hace 3 días
  • Duelo - He buscado las palabras con denuedo, con ahínco las lágrimas que faltan, he llamado al dolor que aún espero y en la espera me encuentro sin amparo. No sé q...
    Hace 5 semanas