viernes, 24 de febrero de 2017

Al ajillo, guiso

Ajo, aceite, hierbas aromáticas y vino blanco. Esta técnica se utiliza con carnes. Se dora a fuego lento el ajo sin pelar, cuando empieza a reblandecerse se retira y en el mismo aceite se fríen las tajadas de carne. Cuando la carne está dorada se incorpora el ajo, el vino blanco, agua y las hierbas aromáticas. Se deja hacer lentamente. Algunas opciones son: utilizar caldo de carne en vez de agua, enharinar las tajadas antes de freírlas lo que, además de darle una textura especial a la carnes logrará una salsa más ligada,  regar con un poco de zumo de limón la carne antes de añadir el vino. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nombre de la receta, zona y pueblo.

Mi lista de blogs

  • Sin Tiempo - Hubo un momento en el que pensé que el tiempo me había adelantado. Miré al futuro y todo me era conocido, Miré al pasado y todo lo había presentido. Con l...
    Hace 2 días
  • Sin duelo - Hola papá. Hace ya tanto tiempo. Hay tantas cosas que decir y tan pocas que contar. Tantos sentimientos sin resolver desde la muerte de mamá. Son muchas ...
    Hace 6 días