jueves, 12 de octubre de 2017

Patatas viudas

Se dice que su origen está en los fogones de los conventos para las épocas de vigilia. Patata, pimentón, cebolla, ajo, aceite y perejil. En una cazuela se ponen la patata, sin monda y troceada, pimentón, cebolla, aceite y un picado de ajo y perejil. Se cubre con agua y se pone a fuego lento hasta que la patata esté en su punto y la salsa ligada. Su nombre proviene de la ausencia de carne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nombre de la receta, zona y pueblo.

Mi lista de blogs

  • Sin duelo - Hola papá. Hace ya tanto tiempo. Hay tantas cosas que decir y tan pocas que contar. Tantos sentimientos sin resolver desde la muerte de mamá. Son muchas ...
    Hace 2 días
  • Duelo - He buscado las palabras con denuedo, con ahínco las lágrimas que faltan, he llamado al dolor que aún espero y en la espera me encuentro sin amparo. No sé q...
    Hace 5 meses