miércoles, 13 de diciembre de 2017

Dorada a la sal

Dorada, sal gorda. Se calienta el horno a 200º arriba y abajo. En una bandeja se pone una capa de sal gorda, encima la dorada, limpia pero entera, sin abrir para evitar que coja exceso de sal, y se cubre el cuerpo con otra capa de sal que se debe de humedecer con un poco de agua. Se mete al horno y se deja hacer. Conviene dejarla reposar brevemente en el momento de sacarla del horno antes romper la costra y servirla quitando la piel y las espinas. Si se quiere aromatizar el pescado se pueden poner algunas hierbas aromáticas o limón entre la capa base de sal y el pescado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nombre de la receta, zona y pueblo.

Mi lista de blogs

  • Con la Iglesia hemos topado - Hay una expresión de uso habitual que me viene al pelo: “con la iglesia hemos topado”, que viene a querer decir que nos hemos encontrado con un obstáculo ...
    Hace 2 días
  • Volar boca abajo - Son tantas las veces, tantas, que me han dicho no se puede, que se me hace imposible el recordarlo. Son tantas las veces, tantas, que incrédulo he tenido ...
    Hace 2 semanas