sábado, 22 de octubre de 2016

Ajopringue murciano

Se trocea el hígado en forma de dados y se pone a freír en una cazuela junto con la manteca. Se reservan dos trozos. En un mortero se ponen los ajos pelados, los dos trozos de hígado, el orégano y la canela. Se maja todo bien con la mano al mismo tiempo que se añade un poco de agua. Cuando esté listo se pasa a la cazuela donde se fríe el hígado y se deja que hierva. Se agregan los piñones y el pan rallado, para espesar la salsa, y lo dejamos al fuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nombre de la receta, zona y pueblo.

Mi lista de blogs

  • El cáncer y las tiritas - Sucede muchas veces, tal vez demasiadas. Una idea, un concepto, una cuestión que es evidente en un enfoque diferente al original es imposible de percibir c...
    Hace 1 semana
  • Duelo - He buscado las palabras con denuedo, con ahínco las lágrimas que faltan, he llamado al dolor que aún espero y en la espera me encuentro sin amparo. No sé q...
    Hace 5 meses