martes, 10 de julio de 2018

Recao

El recao aragonés es una familia de recetas que se corresponde con un potaje más ligero de lo habitual, porque no lleva carnes, pero contundente. Se puede considerar emparentado con sus vecinos, la escudella catalana y la olla podrida castellana. Tiene casi tantas variantes como pueblos lo preparan, pero los más destacables son: el de Binéfar, el del Valle de Benasque, el de Villanova y el de Tamarite de Litera, donde incluso han recuperado la simiente de una variedad de judía especialmente indicada para su preparación. Es curioso el origen de su nombre ligado a los cafés del XIX y a la escritura.  Era habitual en estos lugares que los asiduos pidieran el recado de escribir, pluma, papel y tinta. El término derivó en muchos lugares convirtiéndose el recao en sinónimo de necesario y de ahí parece haberlo tomado Teodoro Bardají, el famoso cocinero aragonés, para nombrar esta especialidad descrita y cocinada por él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nombre de la receta, zona y pueblo.

Mi lista de blogs

  • Con la Iglesia hemos topado - Hay una expresión de uso habitual que me viene al pelo: “con la iglesia hemos topado”, que viene a querer decir que nos hemos encontrado con un obstáculo ...
    Hace 2 días
  • Volar boca abajo - Son tantas las veces, tantas, que me han dicho no se puede, que se me hace imposible el recordarlo. Son tantas las veces, tantas, que incrédulo he tenido ...
    Hace 2 semanas